¿Porque escribir?


Hay muchas razones por las cuales escribir, pero también hay razones para no escribir. Esas segundas razones son a las que les damos más valor y terminamos no escribiendo nada.

Por eso antes de contestar porque escribir, contestemos primero porque no escribir.

La primera razón que veo para no escribir es que cada vez se lee menos. Por lo general escribimos para que otro lea lo que tenemos que decir. Pero el panorama no parece muy alentador para la escritura. Es cierto que todos los días se produce contenido escrito en línea y que cada día se publican nuevos libros, pero eso no significa que se lea más. Hay un déficit de lectura y cada vez más déficit de atención. El lapso de atención promedio del ser humano en los últimos años se ha reducido considerablemente.

Un estudio realizado en Canadá en 2015 mostró que el lapso de atención promedio del ser humano se había reducido de 12 segundos al cambiar de siglo a unos pocos ocho segundos. En ocho segundos podemos distraernos. Eso significa que tenemos menos capacidad de atención que un pez de colores.

En mi opinión, esto se debe en gran parte a la llegada del internet y particularmente a las redes sociales y los videos en línea. Nuestra atención está siendo cautivada por las pantallas de nuestros smartphones.

Preferimos el scroll bar de las redes sociales bajando insaciables para "consumir" contenido.

Parecemos hamsters corriendo en una rueda, pero sin llegar a ninguna parte. Cautivos de las pantallas, pero sin obtener algo de valor.

El panorama no es alentador para él que quiere escribir y ser leído. La persona promedio prefiera a los medios que apelan al sentido visual y emocional antes que leer. El leer requiere tiempo y concentración y no hay tiempo para el aburrimiento. Las nuevas generaciones no están cultivando el hábito de leer. Si se lee algo, solo se leen titulares o fragmentos pequeños de twitter o alguna otra red social. Lo que sea muy largo se descarta.

Todo esto y tal vez muchas otras razones dificulta que alguien se pueda detener a leer lo que hemos escrito. Ese es el panorama. Sin embargo, no significa que sea imposible que alguien lea nuestro contenido. Así que después de desanimarnos un poco dando algunas razones o excusas para no escribir, ahora quiero compartir porque escribir.

¿Porque escribir?

Creo que, aunque escribimos para ser leídos, antes de eso debemos escribir para nosotros. Debemos escribir por el puro placer de escribir independientemente de que alguien nos lea.

Cuando hacemos esto nos quitamos una gran presión y escribimos en libertad.

Así que, si voy a escribir lo hare primeramente para mí. Esto no significa que no piense en los demás. Significa que escribiré independientemente de tener audiencia o no.

En los últimos años, he hecho algunos intentos tímidos para escribir y expresarme en un Blog. He probado varias plataformas y tengo algunos blogs por ahí.

Mayormente, escribo acerca de la fe y de las cosas que despiertan mi interés y me inspiran. También, siendo pastor comparto reflexiones y enseñanzas bíblicas.

A pesar del panorama de déficit de atención existente en nuestra sociedad me motivo y me obligo a escribir nuevamente.

Escribir me permite pensar y reflexionar con calma sobre diferentes asuntos y temas. Escribir me permite detenerme a meditar. Así que si nadie me leyera como quiera me beneficiaría personalmente.

Escribir me permite aprender, organizar mis pensamientos, expresar lo que siento o lo que he aprendido.

Es cierto que escribir no es tarea fácil. Cuando escribimos nos exponemos al escrutinio y juicio de los demás. Aunque eso no es malo, se requiere valor para plasmar en el papel o en la pantalla lo que pensamos.

Escribir implica en ocasiones descubrirnos a nosotros mismos y ser sinceros.

Por otro lado, la escritura consume tiempo, no es escribir por escribir. Escribir es un compromiso personal que requiere esfuerzo, responsabilidad y claridad.

Es un reto porque queremos llegar a un mundo que vive cada vez más distraído y donde cada vez se lee menos.

Entonces, ¿por qué escribo?

Escribo, para ser una voz que clama en el desierto. Escribo porque alguien llegara a mis páginas y de alguna manera lo podré bendecir. Escribo porque a pesar de todo creo que la palabra escrita es poderosa. Escribo para afirmar lo que pienso. Escribo porque quiero hacerlo.

Y tú porque escribes. Te parece relevante escribir.

Únete a la conversación dejando tus comentarios abajo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aguanta un poco más, todavía no es tiempo

La Obediencia, verdadera expresión de la Adoración

Gracia para Todos